Scroll
menutogglemenu

Vejer de la Frontera

Ubicado en la cima de una colina a unos 8 km del interior desde el Océano Atlántico, Vejer de la Frontera es probablemente el más pintoresco de todos los pueblos blancos de la Costa de la Luz. A una altitud de unos 200 metros sobre el nivel del mar, el pueblo cuenta con impresionantes vistas sobre las colinas y campos circundantes, sobre las playas cercanas y el estrecho de Gibraltar. A lo lejos se puede incluso ver la costa del norte de África. Vejer de la Frontera disfruta de temperaturas relativamente frescas incluso en verano, gracias a la brisa que viene desde el Atlántico. El centro histórico de la ciudad es un fascinante laberinto de calles estrechas y empinadas donde a cada paso uno se sorprende por las vistas inesperadas, curiosos patios y pasajes, edificios y monumentos notables. En Vejer se encuentran algunos de los hoteles más selectos de Costa de la Luz y las playas extensas y virgen de la costa atlántica son sólo un corto trayecto en coche.

Vejer cuenta con una larga y fascinante historia. Poblada desde tiempos prehistóricos, han pasado  y dejado  aquí su impronta: fenicios, romanos, visigodos, árabes y cristianos.  A los fenicios debemos el arte de la pesca en almadraba, actividad que sigue siendo  hoy en día de suma importancia económica para la zona. En las pedanías de Vejer encontramos restos de construcciones romanas; un acueducto, calzadas, molinos y hornos de alfarería. En el caso Visigodo, se sabe incluso la fecha exacta de la consagración de la Ermita de San Ambrosio; el 14 de noviembre del año 644, aún maltrecha, sus muros siguen en pie.  Indudablemente, los árabes  fueron quienes más influyeron en conformar lo que hoy es su núcleo antiguo. Tras permanecer  durante 574 años,  la villa debe sus características fundamentales al legado árabe: el encalado de las casas, su entramado de calles, partes del castillo y de las murallas, hasta la iglesia mayor, la cual se erige sobre los restos de una mezquita árabe.

Vejer fue reclamado por el Reino de Castilla y la población musulmana expulsada hacia 1285, sin embargo durante los doscientos años siguientes Andalucía y Vejer fueron territorio fronterizo entre Castilla cristiana y los reinos musulmanes de Al-Andalus. Es a partir de este tiempo turbulento de escaramuzas y de batallas continuas, cuando Vejer era una ciudad áspera de los confines del reino, que 'de la Frontera' fue agregada a su nombre. Hoy en día Vejer es más conocido por sus salidas culinarias y por las actividades culturales que alberga, como Vejer Arte, Moda Vejer Vejer, Noches Flamenco Vejer. La gente acude a la ciudad para sus mercados de fin de semana, para navegar en sus tiendas de artesanía local y para deleitarse con la variedad de delicias en sus boutiques gourmet.

 

VeriSign Secured, McAfee Secure, W3C CSS compliant
GuestCentric - Hotel website & booking technology

Esta página web utiliza cookies. Haga clic aquí para más información.

X